viernes, 6 de diciembre de 2013

Que malo es malacostumbrarse.

Que malo es acostumbrarse. Acostumbrarse y, si aún encima estás mal acostumbrado, es todavía peor. Creo que a todos nos ha pasado en algún momento. Yo me he dado cuenta hace muy poquito tiempo; ya os digo que en esta temporada me estoy conociendo demasiado "deprisa". Pues eso, yo os quería hablar de lo malo que es habituarse a un tipo de personas, a relacionarte con el mismo tipo de gente (de chicos en este caso).

Antes siempre veía normal ciertos comportamientos masculinos. Digo normal, pero no que lo viese bien; simplemente que como eso es lo que ves a tu alrededor, lo que en un principio te podía parecer un poco maleducado, al final lo ves como algo habitual. Ejemplos como acompañarte a casa, dejarte pasar primero,  el simple hecho de invitarte a un café, cederte su abrigo por si tienes frío, etc, a mí hace unos meses me sonaban de esas anécdotas de la época de mis padres o mis abuelos. De verdad os digo que me había resignado a la idea de que yo jamás encontraría a alguien así.

Pero de repente llega. Sin esperarlo en absoluto; viene y cambia tus esquemas. Porque te das cuenta de que la caballerosidad existe, no era una cosa típica de hace treinta años. No; existe, y a las chicas nos encanta. Puede sonar cursi, pero ver que alguien se preocupa realmente por ti, y que durante el tiempo que sea te trata de una manera especial gusta a cualquiera. Incluso a mí, yo que siempre (SIEMPRE) me había reído de esas cursiladas cuando me las contaban mis amigas, yo que presumía de ser un poco chicazo muchas veces; sin necesitar que nadie me acompañase a casa o me dejase su abrigo. Pues sí, a día de hoy tengo que reconocer que estos detalles me encantan. Alguien dijo que eran los pequeños detalles los que marcan la diferencia, y para mí esto hoy es más cierto que nunca.

Brindemos por los caballeros. Sí, porque hay cosas que no deberían cambiar nunca. Brindemos para que no desaparezcan. Yo haré un segundo brindis, para que no desaparezcas tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario